25 nov. 2011

Corizonas (Jack Daniel's Session Barcelona) @ Razzmatazz 2


Después de sortear entradas para dos de las Jack Daniel's Sessions, y saber que íbamos a regalar entradas para dos más, ni nos planteamos la pregunta de si asistiríamos a la que más cerca nos quedara de casa. Y sin duda, cámara en mano, aparecí en la sala Razzmatazz 2 un miércoles en el que parecía que nadie trabajaba al día siguiente. Da gusto ir a los conciertos en los que ves algún que otro gorro de cowboy y muchas camisas de cuadros ya antes de entrar. Sabes que la noche promete.

Si algo tiene cualquier concierto patrocinado por Jack Daniel's es esa identidad propia que nadie les puede negar. Azatafas, photocall y estanterías llenas de uno de los whiskies más conocidos para invitarnos a todos los asistentes a una copa durante el concierto.

La noche arranca con The Paris Riots quienes empiezan a animar la sala mientras la gente va llegando. Aparecen las primeras fotos y el ambiente es muy amistoso, la sala parece una gran reunión de amigos. Los ingleses suenan bien pese a que tal vez no acaban de conectar del todo con el público catalán, quienes sabemos que tampoco somos fáciles.


Cambio de banda ambientado con grandes clásicos que nunca están de más y consiguieron hacer bastante ameno el cambio de equipo en el escenario. That Girl With Dark Eyes Dj estuvo más que acertada.

Y aquí empezó la fiesta. Corizonas abrieron el concierto con un tema de su primer EP firmado como tales, que hizo que la gente se despertara, y a partir de ahí, todo fueron bailes, rock'n'roll y un señor show. 

Durante un concierto que fue animándose con el paso de los temas, repasaron tanto su anterior EP Dos Bandas y Un Destino que contiene versiones como Runaway de Del Shannon, Too Drunk Yo Fuck de los Dead Kennedys o I Wish You Where Here de Pink Floyd. Resaltar también un señor cover de Supernaut de Black Sabbath, que sorprendió a más de uno.



Remarcar también unas proyecciones bien elaboradas y con una buena selección de westerns y series B, que conseguían adaptarlas a los temas y llamar la atención de más de uno durante el concierto.

Se acababa con un bis de seis canciones que consiguió que el público, principalmente treintañero, bailara y coreara todo lo que necesitaba como mínimo para esta semana. 

Y con la sensación de salir de un concierto en Estados Unidos y la frente sudada de sacar nuestros mejores pasos de baile nos volvimos para casa con ganas de ver a Corizonas en directo con más frecuencia.


k.

No hay comentarios:

Publicar un comentario